Conduciendo

Acudir a revisiones visuales de forma regular ayudará a detectar enfermedades oculares que pueden haberse desarrollado con el tiempo y que podrían afectar a tu conducción.
conduciendo

Acudir a revisiones visuales de forma regular ayudará a detectar enfermedades oculares que pueden haberse desarrollado con el tiempo y que podrían afectar a tu conducción.

LA VISIÓN MIENTRAS CONDUCES

Ver bien, conducir seguro

Descubre más sobre los peligros que puedes experimentar al volante y cómo afectan a tu visión. Aprender a evitarlos es clave para que tú y los otros estéis a salvo.

Estar alerta mientras se conduce

Como conductor, debes estar alerta de las diferentes condiciones que pueden afectar a tu visión y tu habilidad para conducir seguro. Si conduces cuando tu visión está por debajo de los estándares legales, estarás comprometiendo tu seguridad y la de otros conductores. Para pasar el test de conducir deberás poder ver bien los indicadores del salpicadero y leer en voz alta el número de una matrícula situada a unos 20 metros.

VAHO

Los cristales empañados pueden dificultar la visión. Cuando el aire cálido y húmedo encuentra una superficie fría, el vapor se condensa sobre la misma formando diminutas gotas de agua que causan empañamiento. Evita que esto suceda impidiendo que haya demasiada diferencia entre la temperatura exterior e interior abriendo las ventanas o ajustando el aire acondicionado. Recuerda, además, que los tratamientos anti-vaho previenen el empañamiento de tus gafas.

TRATAMIENTO HIDRÓFOBO

Mantén tus lentes libres de agua

Estos sencillos consejos te ayudarán a evitar que el agua permanezca en tus lentes.

Distorsión de la visión

Ser alcanzado por la lluvia no es muy agradable la mayoría de las veces, sobre todo, si llevas gafas. Limpiar el agua de tus lentes puede dejar manchas de suciedad y distorsionar tu visión.

Si estás realizando una actividad con agua, ya sea rafting o jugar con los niños en el jardín, tus lentes y tu visión pueden estar protegidas de las gotas de agua.

Adiós a las gotas

Puedes evitar las manchas de agua el las lentes siguiendo un par de pasos sencillos.

Acaba con ellas usando un pañuelo de lentes micro-fibra y lavandolas regularmente con agua y jabón. Evita la tentación de utilizar la parte inferior de la camisa, o una toalla para limpiar tus lentes ya que podrías dañarlas.

Llevar tratamiento hidrófobo en tus lentes, te ayudará a mantenerlas libres de agua.

DESLUMBRAMIENTO

El deslumbramiento es una fuente de luz que dificulta tu visión. El deslumbramiento producido por el sol o por los faros que vienen en sentido contrario cuando conduces de noche, pueden causar molestias en tus ojos e, incluso, cegarlos de manera temporal.

LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VISTA Y LA CONDUCCIÓN

Para saber si tus gafas tienen la graduación correcta y puedes conducir sin peligro, es importante que acudas a revisiones visuales periódicas. Esto es particularmente importante a medida que te vas haciendo mayor y tu visión se deteriora con el tiempo. Hay algunas circunstancias visuales que pueden causarte problemas cuando conduces.

Presbicia

Esta hipermetropía asociada a la edad puede hacer que tu visión sea borrosa. Si tienes vista cansada, verás los indicadores del salpicadero poco nítidos y te costará ver bien las imágenes reflejadas en tu espejo retrovisor.

Saber más

Hipermetropía

La hipermetropía causa visión borrosa a varias distancias. Este error refractivo puede ocasionarte dificultades para ver con nitidez los indicadores del salpicadero o las imágenes que se reflejan en el espejo retrovisor.

Saber más

Miopía

Si eres miope, tendrás dificultades para ver con nitidez los objetos lejanos. Esto significa que te puede costar ver las señales de tráfico, los límites de velocidad y peligros potenciales.

Saber más

Daltonismo

El daltonismo afecta a la habilidad de diferenciar los colores. Tiene lugar cuando las células fotoreceptoras (conos), no son capaces de distinguir entre algunos colores, generalmente rojo, verde o azul.

Saber más