Glaucoma

El término glaucoma hace referencia a una serie de condiciones del ojo relacionadas con daños en el nervio óptico. La detección del glaucoma puede ser difícil, ya que suele estar asociada a su gravedad.
glaucoma_diagnostico_g

¿QUÉ ES EL GLAUCOMA? DAÑOS EN EL NERVIO ÓPTICO

El glaucoma puede ser difícil de detectar porque, habitualmente, no manifiesta síntomas hasta que los daños en el nervio óptico son muy graves. Por esta razón, es recomendable hacerse exámenes regulares de los ojos.

EXISTEN CUATRO TIPOS FUNDAMENTALES DE GLAUCOMA

El glaucoma se produce cuando, generalmente debido a una alta presión intraocular, se producen daños en el nervio óptico.

Glaucoma crónico de ángulo abierto – Esta es la forma más común de glaucoma. Se produce cuando la presión del ojo aumenta debida a una obstrucción de los canales de drenaje, que impide el flujo natural de los líquidos que circulan por el interior del ojo. A menudo, el glaucoma no manifiesta síntomas en sus primeros estadios, y mucha gente es diagnosticada en exámenes visuales regulares. Los síntomas del glaucoma incluyen visión en túnel y una pérdida periódica de visión periférica (lateral).

Glaucoma agudo de ángulo cerrado – Este glaucoma, a menudo, se produce de forma rápida, debido a un bloqueo repentino del flujo que circula en el interior del ojo. Puede ir acompañado de dolor severo, visión alterada (especialmente en condiciones de poca luz) y visión borrosa o halos en torno a las luces. Puede presentar otros síntomas, como ojos rojos, dolores de cabeza, náuseas y vómitos.

Glaucoma secundario – El incremento de la presión intraocular puede estar motivado por otras causas; debido a un golpe en el ojo, a una medicación o a una operación.

Glaucoma congénito – Suele estar presente en el nacimiento o aparecer poco tiempo después. Los niños que lo padecen pueden no querer abrir los ojos a la luz, y el ojo puede presentarse con un aspecto turbio o lloroso. Es un caso muy poco frecuente pero, si aparece, puede ser serio, ya que está causado por una anomalía en el ojo.

glaucoma_1

EL TRATAMIENTO DEL GLAUCOMA

Una vez que aparece, el glaucoma no puede ser curado ni tampoco se pueden revertir sus síntomas, pero sí se puede controlar su avance. Si no se trata adecuadamente, puede producir daños graves en la visión.

Hay diferentes formas para retrasar la acumulación de presión para minimizar el daño: gotas para los ojos, medicación oral, cirugía (incluido cirugía láser) e implantes de drenaje. El glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica que debe ser tratada inmediatamente para prevenir la ceguera permanente. Los especialistas del cuidado ocular deben estudiar cada caso de glaucoma y trabajar con los pacientes para controlarlos.

INSTRUMENTOS RELACIONADOS

Biseladora Diafine

Biseladora Diafine

Una gama de biseladoras manuales para biselado y pulido Ver más

Biseladora una muela

Biseladora manual cilíndrica una muela

Funciona con circuito cerrado o con conexión a la red de agua Ver más